La redefinición del absentismo y la falta de adaptación a las modificaciones técnicas como causa de extinción objetiva del contrato de trabajo

Elisabet Calzada Oliveras

Producción científica: Capítulo del libroCapítulo

Resumen

Con la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral se cierra por el momento el "trienio reformador" del ordenamiento laboral, iniciado por la Ley 35/2010 y continuado por el RDL 7/2011. La reforma laboral que se ha realizado en el año 2012 tiene elementos claramente diferenciadores respecto a las introducidas por la Ley 35/2010 y el RDL 7/2011, al acometer el cambio profundo de reglas que caracterizaban, en comparación con otros países europeos, nuestro sistema de relaciones laborales, desarrollando una clara modernización de dicho sistema y acometiendo medidas que tienden a mantener y a promocionar el empleo y la empleabilidad, así como a renovar el bagaje regulatorio de nuestros convenios colectivos. Miradas esas tres normas legales desde la perspectiva aplicativa actual, lo que arroja una cierta complejidad a ese proceso de "refundación" de nuestro Ordenamiento laboral es que la norma más reciente -Ley 3/2012- introduce cambios contrarios y derogatorios de los establecidos por la Ley 35/2010 y el RDL 7/2011. De esta forma, tenemos dos normas que han iniciado unos cambios en nuestras relaciones laborales que han sido, en aspectos importantes, alterados sustancialmente por la Ley 3/2012.
Idioma originalEspañol
Título de la publicación alojadaLa reforma del mercado de trabajo y su impacto en el sistema de relaciones laborales. Novedades de la Ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral
Páginas387-726
EstadoPublicada - 1 ene 2013
Publicado de forma externa

Citar esto