La productividad y los resultados de la agenda de Lisboa: una medición necesaria y rigurosa

Pedro Puig Bastard

Producción científica: Artículo en revista no indizadaArtículo

Resumen

Dos estudios de carácter internacional constituyen iniciativas europeas ambiciosas en el área de la construcción de bases de datos internacionales y de la investigación sobre factores del crecimiento. Se trata de dos informes recientes. El primero fue publicado en 2007 y lleva por título Informe EU KLEMS sobre el crecimiento y la productividad, dirigido por Bart van Ark, de la Universidad de Groningen. Según este informe, todas las economías de la UE habrían mostrado una intensa desaceleración en el crecimiento de la productividad a partir de 1995. Dicha desaceleración de la productividad habría sido compatible, en cambio, con el crecimiento rápido de la misma en países tales como Finlandia y Suecia. Habría sido moderada en dos casos: Francia y Alemania. Habría sido mucho más negativa, incluso extremadamente baja, en los casos de España e Italia. El segundo informe, publicado por Allianz Dresdner y el Consejo de Lisboa, en marzo pasado, ha sido dirigido por Michael Heise, del Grupo Allianz y Dresdner Bank, y lleva por título European Growth and Jobs Monitor. Según él, la UE-15 podría acabar cumpliendo plenamente los objetivos de la Agenda de Lisboa. Desde finales del año 2006, la puntuación alcanzada por el conjunto de la UE-15 habría mejorado hasta finales de 2007. Buena parte de los países se habrían comportado francamente mejor y habría existido, en definitiva, un progreso importante de dichas economías hacia aquellos objetivos, una tendencia que dependería de la consolidación de la situación internacional para acabar de confirmarse.
Idioma originalInglés
Páginas79-89
Publicación especializadaInforme Económico
EstadoPublicada - 1 jun 2008
Publicado de forma externa

Citar esto