El sector exterior de la economia española (1986 - 1995)

Juan Pedro Aznar Alarcón, Gonzalo Bernardos Domínguez

Producción científica: Artículo en revista no indizadaArtículo

Resumen

La integración en la CEE -ahora Unión Europea (UE)- el 1 de enero de 1986 comporta prácticamente desde cualquier perspectiva un importante cambio para la economía española. No obstante, sin lugar a dudas, la principal metamorfosis de la misma tuvo que ver con su grado de integración en la economía mundial. Así, primordialmente como consecuencia del cumplimiento de los acuerdos del Tratado de Adhesión y de su participación en el Mercado Único Europeo (1993), la economía española pasó en muy pocos años de encontrarse relativamente aislada del contexto económico internacional a formar plenamente parte de él. Este hecho ha comportado sustanciales repercusiones en el sector exterior de la economía española. El análisis de dichas repercusiones es el objetivo de este artículo. Se divide en tres secciones. En la primera, mediante el análisis de las distintas balanzas que integran la cuenta corriente, reflejamos los efectos que la integración en Europa ha tenido sobre la evolución, magnitud y distribución geográfica de los flujos comerciales, así como sobre los servicios (especialmente el turismo) y las transferencias. En la segunda, a través del estudio de la cuenta financiera1, consideramos las principales características de la financiación del tradicional déficit por cuenta corriente y el papel que la mayor liberalización financiera ha tenido durante los 10 últimos años en la economía española. Finalmente, en la tercera realizamos las conclusiones y consideraciones finales.
Idioma originalInglés
Páginas31-46
Publicación especializadaRevista CIDOB d'Afers Internacionals
EstadoPublicada - 1 dic 1996

Citar esto